Venta y envío de libros

Inmobiliaria
Automóviles
Informática
Electrónica
Casa y Hogar
Turismo y Viajes
Publicaciones
Servicios
Trabajo
Otros anuncios
Venta de libros y envío a todo el mundo

LA MALETA DE PORTBOU 5 (MAYO/JUNIO 2014)

ISBN: 2910017741330
¿Qué fue del futuro? En un país en el que el 64 por ciento de los jóvenes de entre 19 y 34 años vive en casa de sus padres hablar de futuro parece una broma. La idea ilustrada de progreso se conjugaba con la idea de emancipación y ésta sólo es posible si cada cual es capaz de asumir la experiencia autónoma de la vida. En el momento en que la humanidad dispone de unas prótesis tecnológicas de una potencia sin precedentes, el futuro aparece como un horizonte enormemente confuso y la idea de progreso que asociaba ciencia, cultura, libertad y bienestar se ha desdibujado. El progreso ya sólo es tecnológico. De pronto, han desaparecido las fantasías de un mundo mejor, donde los ciudadanos crecieran en armonía y plenitud, que estaban contenidas en unas filosofías de la historia, entendidas, bajo la influencia cristiana, como camino de redención. «La concepción de la historia como un proceso lineal y progresivo se ha revelado inconsistente», escribía Octavio Paz en Los hijos del limo. Proliferan las distopías, escenas de mundos siniestros, en que la revolución puede ser por una disputa sobre el parking (Ballard) y el control social se hace estremecedor, aboliendo por completo los espacios de intimidad. Las promesas de un futuro feliz están ausentes, porque nadie está dispuesto a comprarlas, cansados de que sirvan de coartada para la opresión. Y las líneas de fractura en la sociedad se multiplican hasta hacer creíble la fantasía de Nietzsche de que algún día el último hombre y el superhombre coexistirían en la Tierra. Ruptura de la humanidad, fin de la idea de unos derechos fundamentales sobre los que asentar la dignidad humana.